Se inician semifinales electorales

Conglomerados y partidos vivirán dos semanas de conversaciones, negociaciones y contrapesos para definir pactos o acuerdos y tomar decisiones respecto a candidaturas a la Cámara de Diputadas y Diputados y al Senado. El plazo de inscripción vence el próximo 23 de agosto. Algunas colectividades deben resolver sobre sus postulaciones presidenciales en los próximos quince días. Hay situaciones complejas y tensas, donde las fuerzas buscan los mejores escenarios propios y donde no pocos lotes al interior de las organizaciones mueven sus piezas para instalar candidatas y candidatos. Este fin de semana y los días que vienen no hay descanso prácticamente en ningún área de los colectivos políticos, donde se manejan números y posibilidades de electividad, pero también consecuencias políticas de las resoluciones. Hay muchas libretas de apuntes y calculadoras funcionando, codazos, movimiento de naipes donde no siempre se abren todas las cartas, y análisis a fondo de las condiciones y consecuencias para cada conglomerado y partido.

Gonzalo Magueda. Periodista. Santiago. 06/08/2021. A partir de esta semana se inician las semifinales electorales en el país, marcadas por las conversaciones, negociaciones y contrapesos en distintas fuerzas políticas de distinto sello, donde tiene que terminar de definirse las candidaturas presidenciales, las listas y candidaturas parlamentarias y de consejeros regionales, definir los pactos y decidir los nombres de acuerdo a distritos, circunscripciones y regiones. En dos semanas serán las finales, en que quedarán instaladas las postulaciones con nombre y apellido, las listas y los pactos.

Hay situaciones complejas y tensas, donde las fuerzas buscan los mejores escenarios propios y donde no pocos lotes al interior de las organizaciones mueven sus piezas para instalar candidatas y candidatos. Este fin de semana y los días que vienen no hay descanso prácticamente en ningún área de los colectivos políticos, donde se manejan números y posibilidades de electividad, pero también consecuencias políticas de las resoluciones. Hay muchas libretas de apuntes y calculadoras funcionando, codazos, movimiento de naipes donde no siempre se abren todas las cartas, y análisis a fondo de las condiciones y consecuencias para cada conglomerado y partido.

La mayoría de los conglomerados y partidos están a estas alturas frente a un rompecabezas donde hay piezas visibles, otras ocultas e incluso algunas difusas, donde resalta sobre todo la complejidad que cruza a Apruebo Dignidad, conformado por Chile Digno y el Frente Amplio, en cuanto a las características de las ya probables dos listas parlamentarias. Otros partidos no tienen mayor problema porque van solos con sus aspirantes a La Moneda y probablemente con candidaturas al Parlamento ordenadas, como es el caso del ultraderechista Partido Republicano y Unión Patriótica. Otras orgánicas, como la Lista del Pueblo (que tiene a Cristian Cuevas como presidenciable) o el Partido de la Gente (de Franco Parisi), tienen por delante el reto de reunir las firmas.

El tema es que el plazo para inscribir las candidaturas y pactos vence a las cero horas del 23 de agosto. Es decir, quedan unos quince días para que las diferentes fuerzas lleguen a acuerdos, hagan pactos y definan los nombres. Las colectividades tienen que tomar decisiones internas, principalmente de sus candidatas y candidatos, donde hay pugnas y problemas, y al mismo tiempo ir a negociaciones con aliados seguros o probables. Por lo que vienen intensas dos semanas que se constituyen en unas semifinales para en los últimos días, jugar la final de lo que serán las listas y las postulaciones. Son días tanto frenéticos como tensos. Como es probable que sean las últimas horas de ese lunes 23 de agosto.

La carrera por La Moneda

En la presidencial, en un hecho peculiar, la ex Concertación agrupada hoy en Unidad Constituyente, realizará su consulta ciudadana el sábado 21 de agosto, 48 horas antes de la inscripción; el nombre saldrá entre Yasna Provoste (Democracia Cristiana), Paula Narváez (Partido Socialista y Partido por la Democracia) y Carlos Maldonado (Partido Radical). Esto, por cierto, determinó un tipo de negociación de la lista parlamentaria no vivido antes por esta alianza, y puso una alta tensión a la designación de la candidatura presidencial.

Se vienen dos semanas de competencia e inclusive confrontaciones políticas y comunicacionales entre los partidos que componen Unidad Constituyente, donde la pelea por los votos para la consulta es ardua. Comandos, equipos, directivas y bases de la DC, el PS, PPD y el PR estarán harto ocupados en las respectivas campañas y además en convocar a gente a votar, con la meta de que participe un millón de personas. Entre medio hay debates, trabajo territorial, y el enfrentar polémicas y escenarios contingentes que gravitarán en la consulta.

Habrá que ver si Cristian Cuevas, Franco Parisi, y otros 17 aspirantes a ser candidatos presidenciales reúnen las firmas para inscribirse el 23.

Cuevas fue proclamado aspirante presidencial por la Lista del Pueblo en una votación algo estrecha, no alejada de polémicas internas, debido a que un sector importante de esa alianza consideraba que no era pertinente llevar candidato presidencial y más bien potenciar una lista parlamentaria. Además, para algunos, no era positivo entrar a competir con Gabriel Boric, el candidato a Apruebo Dignidad, pero para otros, era necesario colocarle una competencia desde un área de la izquierda. Como sea, ahora viene el desafío de conseguir las miles de firmas para poder inscribir la candidatura de Cristian Cuevas, lo que pondrán estas dos semanas en una dinámica muy activa y en todo el país a la Lista del Pueblo.

Los candidatos de Apruebo Dignidad y Chile Vamos, Gabriel Boric y Sebastián Sichel, respectivamente, están definidos. Específicamente, Boric tiene estas semanas para decidir su comando, en conversaciones que estarían en desarrollo, activar su campaña y posicionamiento, y dar un impulso a la redacción de su programa integrando las ideas y propuestas de Daniel Jadue, quien perdió en las primarias de Apruebo Dignidad. Serán los que vienen días determinantes para la organización de la campaña de Gabriel Boric. Cruzado eso, por las negociaciones por las parlamentarias.

Todo apunta a que el ultraderechista José Antonio Kast, competirán por La Moneda, representando al Partido Republicano, y tiene quince días o menos para asumir decisiones y un plan en cuanto a la instalación de la candidatura, lo que debe estar resuelto en estas dos semanas.

La madeja de las parlamentarias

En la prensa y pasillos de la política, mencionan, suben, bajan y tiran al ruedo diversidad de nombres, sobre todo en distritos y circunscripciones deseadas y competitivas, y si bien algunos pueden ser realistas y certeros, todo es más bien especulativo en un escenario muy abierto.

De acuerdo a versiones extraoficiales, en Unidad Constituyente en estas semanas estarían en la tarea de conversar y negociar las candidaturas a diputados, senadores y consejeros regionales, en un criterio pre establecido, que tiene la peculiaridad de que se discuten candidaturas sin saber cuál será la o él candidato presidencial, ya que no habría tiempo de hacerlo de otra manera porque esa información quedará resuelta apenas dos días antes del registro de la lista al Congreso Nacional.

La mayoría y principales cupos son para los partidos Socialista, Radical, Por la Democracia y Demócrata Cristiano, aunque entran en las discusiones las representaciones de Ciudadanos, Partido Liberal y Partido Progresista. Se sabe que muchas y muchos irán a la reelección, pero se abren espacios en el Senado, por ejemplo, que gatillan ambiciones de las colectividades que ponen tensión a lo que se conversa en estos días.

En el caso de Apruebo Dignidad, es un hecho que van dos listas, considerando que varias fuerzas de Chile Digno decidieron no respaldar al candidato presidencial del conglomerado, Gabriel Boric, e ir con sus candidaturas parlamentarias sin pacto con el Frente Amplio. Entre esos sectores están el Partido Igualdad, Victoria Popular, Izquierda Cristiana e Izquierda Libertaria.

El Partido Comunista, Acción Humanista y Federación Regionalista Social Verde apoyarán a Boric y en estos días tendrán que definir si hacen pacto con el Frente Amplio (integrado por Revolución Democrática, Convergencia Social, Comunes, Unir, Fuerza Común), o se asocian con las organizaciones de Chile Digno que están por llevar una lista separada del FA.

El Frente Amplio actuará como tal y lo que viene en estos días son las negociaciones entre sus partidos para definir los cupos, los nombres y las prioridades.

En tanto no se resuelva qué pactos habrá en este sector, resulta más difícil para todos los partidos definir candidaturas y tomar decisiones de acuerdo a distritos y circunscripciones, porque depende en qué pacto y con quiénes negocien, pese a que pueden existir postulaciones decididas y que lleguen a buen puerto, como el caso de varias reelecciones o candidatas o candidatos bien posicionados en una zona.

Chile Vamos está resolviendo sus candidaturas en una negociación principal entre Renovación Nacional (RN) y la Unión Demócrata Independiente (UDI), donde suelen haber choques más bien puntuales. En este pacto hay que considerar a Evolución Política (Evópoli) y al PRI (Partido Regionalista Independiente Demócrata), que aspiran a tener cupos que les permita, en el primer caso, ojalá aumentar la representación en el Parlamento, y en el segundo caso, poder optar realmente a sillones legislativos.

Lo que parece impensable a este momento, sin que se descarte una sorpresa de magnitud, es que el Partido Republicano y otros sectores de ultraderecha logren un pacto electoral con Chile Vamos, donde hay presiones que surgen de propios legisladores de RN y la UDI. Pero todo apunta a que, sobre todo los republicanos, prefieran diferenciarse y sería, por lo demás, la postura del candidato presidencial Sebastián Sichel.

Al parecer es un hecho que la Lista del Pueblo llevará postulantes al Congreso Nacional, quizá no a lo largo de todo el país, pero sí en zonas que tiene arraigo y donde colocaría a candidatas y candidatos competitivos.

Hay que considerar la presentación de listas y candidaturas independientes, quienes en estos quince días tienen que cumplir con procesos complejos como juntar las firmas para ser candidatos o llegar a acuerdos con pactos o partidos. Quienes están en ese camino deben estar en difíciles aproximaciones y conversaciones en estos días.

También son semanas importantes y donde deben desenredar ovillos y tomar decisiones, colectividades como Ecologista Verde, Unión Patriótica, Partido de la Gente, entre otras, que no renuncian a la opción de competir en las parlamentarias.

En este cuadro hay que considerar que muchas negociaciones y candidaturas se dan en un contexto regional muy acotado y donde se pueden producir sorpresas y apariciones que sean competitivas y que vayan más allá de las fuerzas más tradicionales y representativas.

En las elecciones del 21 de noviembre se elige a la totalidad de la Cámara de Diputadas y Diputados y a 27 senadoras o senadores de las regiones de Antofagasta, Coquimbo, Metropolitana, O’Higgins, Ñuble, Biobío, Los Ríos, Los Lagos y Magallanes.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *