Punzante texto del Colegio de Periodistas ante hechos de vulneraciones a la prensa

En documento distribuido por la entidad gremial de las y los periodistas, se señaló que “los últimos sucesos que han involucrado a periodistas y medios de comunicación de diversas áreas, han encendido las alertas en el país”. Se denunció “agresiones, acciones violentas, tortura sexual, censura y espionaje” contra profesionales de medios de comunicación. Y se hizo llamado a “los diferentes sectores políticos, y a la sociedad civil a unirse, denunciar y defender la democracia y la libertad de expresión”.

 Equipo “El Siglo”. Santiago. 20/04/2021. Desde el Colegio de Periodistas se difundió un texto en que se trataron temas de vulneraciones a la prensa, el derecho a la información y la libertad de expresión, producidos en las últimas semanas.

El material comenzó señalando: “Luego de la confirmación que la estación televisiva La Red recurrirá a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CINDH) de la OEA para entregar antecedentes sobre el llamado telefónico recibido desde La Moneda por la entrevista realizada al ex integrante del FPMR, Mauricio Hernández Norambuena; se evidenció una molestia generalizada en la sociedad chilena respecto a las prácticas recurrentes que existen entre quienes conducen el gobierno y algunos medios de comunicación”.

Además, se hizo referencia a que “semanas posteriores al estallido social en Chile, el pasado 18 de octubre de 2019, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, se reunió con directores de varios canales de televisión. Esta señal, que aparentemente no tuvo una intención de censura, fue una de las primeras situaciones irregulares que detonaron la frágil posición que vive el periodismo en el país”.

En otra parte del texto difundido, se manifestó: “El Colegio de Periodistas de Chile ha insistido en las reiteradas vulneraciones de las cuáles han sido víctimas los trabajadores y trabajadoras de la prensa y las comunicaciones desde el estallido social, las que han ido en un preocupante escalda, pasando por agresiones, acciones violentas, tortura sexual, censura y espionaje. Todo esto lleva a asegurar que, la libertad de expresión, como derecho humano fundamental, está en peligro”.

Se reportó que “entre el 18 de octubre de 2019 y enero de 2021, el Equipo de Veedores por el Derecho a la Comunicación del Colegio de Periodistas registró cerca de 100 casos de atropellos a la prensa en el contexto de las movilizaciones sociales, los cuales fueron perpetrados por agentes del Estado y no fueron condenados por las autoridades políticas en ningún espacio mediático”.

En el documento del gremio periodístico, se hizo referencia a informes del Observatorio por el Derecho a la Comunicación (ODC), que revelo que entre enero y marzo de 2021 se contabilizaron 60 casos de coerción violenta en contra de la prensa: 22 detenciones y 38 agresiones. “En tan solo tres meses, se han superado en 50% lo registros de 2020, lo que refleja una tendencia negativa en contra de las y los profesionales de la prensa y las comunicaciones que tienen la importante misión de dar a conocer lo que pasa en el territorio”, se enfatizó.

Como se publicó de manera anticipada en ElSiglo.cl, desde la entidad de los profesionales de la prensa se hizo alusión a la instrucción entregada vía WhatsApp a directores y directoras de servicios de salud públicos, “solicitando no entregar datos calificados como sensibles, evitando así que la ciudadanía acceda a información oportuna y veraz”.

“Lo que se agrega a los datos entregados por el Consejo por la Transparencia al detectar la falta de cumplimiento de la ley por parte del Minsal respecto a la entrega de información pública”, se indico y se añadió que “el rol de la prensa es clave en un contexto de máxima vulneración social y sanitaria. Por eso, resulta incomprensible que el ‘Plan Paso a Paso’ haya limitado aún más el desplazamiento de periodistas y profesionales de la prensa y las comunicaciones a lo largo del país, exigiendo documentación innecesaria para efectos laborales”.

También desde el Colegio de Periodistas se indico el episodio de cuestionamientos del ministro de Salud, Enrique Paris, al trabajo de periodistas. “Los dichos de ( ) Paris frente al trabajo de las periodistas Pascale Bonnefoy (The New York Times) y Yasna Mussa (Washington Post) -se sostuvo-,  a quienes acusó de ‘mentir’ y ‘querer perjudicar’ las gestiones de la actual administración de Gobierno en relación al manejo de la pandemia, resultan impresentables”.

Atropellos continúan en la senda de la dictadura

“Es lamentable que los atropellos contra la prensa en Chile continúen la senda heredada de la dictadura. Lo último en el país, constituye una cadena de errores ocurridos a vista e impunidad de las máximas autoridades. Una muestra de esto es la investigación periodística de CIPER, mediante la cual se conoció el documento que muestra cómo el Ejército de Chile engañó a la Corte de Apelaciones para espiar al periodista Mauricio Weibel”, se expresó en el texto del ColPeriodistas.

También que “posteriormente, y en ese mismo medio, en el marco de la investigación del Ministerio Público por ese caso, se dio a conocer que la Institución Castrense monitoreó a otros cuatro periodistas, quienes coincidentemente investigaban casos del Ejército y de derechos humanos”.

Para el presidente nacional del Colegio de Periodistas, Danilo Ahumada, la reflexión ante las vulneraciones hacia la prensa debe ser una prioridad en la agenda: “Nos preocupa la situación que vive el periodismo en Chile. Estamos convencidos como Orden profesional que debe ser de interés general de toda la ciudadanía la fragilidad que experimenta actualmente nuestra democracia. Por ello, hacemos un enfático llamado a los diferentes sectores y actores políticos, y a los y las representantes de la sociedad civil a unirse, denunciar y defender la democracia y la libertad de expresión en nuestro país”, concluyó Ahumada.

Se denunció que “muchos dirigentes y dirigentas han sido víctimas de intervenciones en sus teléfonos celulares y redes sociales a lo largo del país”.

Y en el documento de la organización de los periodistas se hizo referencia al último episodio de vulneración de la libertad de expresión, fue el protagonizado por altos mandos militares frente a un programa televisivo.

Se dijo que “este domingo 18 de abril tres ramas de las Fuerzas Armadas se organizaron y orquestaron un comunicado público -que fue respaldado incluso por el Ministro de Defensa- interpelando al Canal La Red por una rutina de humor político que involucró al Ejército. La institución militar, junto con evadir su responsabilidad ante los cuestionamientos, cometió un segundo error, pues deliberó sobre asuntos públicos que se encuentran muy por sobre ella en la línea jerárquica”.

Se informo que “para visibilizar y condenar con fuerza estos hechos, desde el Colegio de Periodistas de Chile se levantó la campaña #InformarNoEsDelito; además de realizar alianzas con organismos de derechos humanos para frenar estos abusos”.

En el texto del Colegio de Periodistas no se dejó se señalar que ante estos sucesos “el silencio de La Moneda ha sido vergonzoso, aun cuándo distintos organismos nacionales e internacionales han alertado sobre los riesgos de este escenario”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *