Otra gran derrota de la derecha, con alivio en la RM

“Chile Vamos” perdió prácticamente todo en la segunda vuelta de gobernadores, pero respiró junto a la DC en la Región Metropolitana. El oficialismo tuvo el 13% de los votos a escala nacional en la elección de gobernadores. El fracaso tocó especialmente a RN y la UDI. Sobre lo ocurrido en la RM con el éxito de Claudio Orrego, Karina Oliva dijo que “se parapetaron en las comunas del Rechazo y lograron ganar”. Como era de suponer, con los resultados la DC y parte de la ex Concertación salió a celebrar, olvidando por completo los resultados de la elección del 15 y 16 de mayo que sigue marcando el escenario nacional. En la RM votó el 25% y a nivel nacional, el 19% de las y los electores.

Patricia Quiroz. Periodista. “El Siglo”. 13/06/2021. El conglomerado de derecha “Chile Vamos” perdió prácticamente todo en la segunda vuelta de la elección de gobernadores, pero respiró aliviado junto a la Democracia Cristiana (DC) con Claudio Orrego instalado en la Región Metropolitana. El oficialismo pudo celebrar, asimismo, el triunfo de Luciano Rivas, en La Araucanía.

A nivel nacional, en la elección de gobernadores, la derecha obtuvo apenas el 13.51% de los votos. Las principales colectividades del oficialismo, Renovación Nacional (RN) y la Unión Demócrata Independiente (UDI), tuvieron un desastre político y electoral en estas elecciones, sin lograr elegir a ninguno de los suyos, lo que se sumó a la estrepitosa derrota en la elección de convencionales (con menos del 30%) y alcaldes, colocándose la derecha en un mal pie para los comicios parlamentarios y presidenciales.

La derecha resultó derrotada en las regiones de Arica (iba Enrique Lee del PRI), Antofagasta (con Marco Antonio Díaz de RN), en Coquimbo (donde cayó el UDI Marco Sulantay), O’Higgins (derrotado Eduardo Cornejo, otro UDI), Los Ríos (derrotada María José Gatica de RN), Ñuble (perdió Jezer Sepúlveda de la UDI) y Biobío (fracaso de la UDI Flor Weisse).

El alivio del oficialismo se produjo en la Región Metropolitana, donde los cuatros candidatos presidenciales de los sectores conservadores (Joaquín Lavín, Sebastián Sichel, Mario Desbordes e Ignacio Briones) habían respaldado al democratacristiano Claudio Orrego, reviviendo alianzas tácitas del pasado y reactivando acuerdos como los ocurridos en este período parlamentario entre la DC y el gobierno. Los cuatro ahora pueden levantar el dedo pulgar contentos de haber dicho que votarían por Orrego, lo que según personeros políticos y analistas incidió en que electorado de derecha votara por el candidato de la DC. Pueden alegrarse, y así se vio en redes sociales, de haber desplazado a Karina Oliva, del Frente Amplio, apoyada por fuerzas antineoliberales y de izquierda.

Como sea, el catastrófico resultado del oficialismo trae otro golpe al Presidente Sebastián Piñera, a quien en su sector acusan de ser una de las causas de la baja electoral de “Chile Vamos” en los recientes comicios, y de una situación política negativa no vivida nunca antes por la derecha en el periodo pos dictatorial.

Este lunes debería reanudarse el Comité Político de La Moneda, que no funciona realmente hace un tiempo, aunque hubo rumores de que eso podría no suceder para no exponer a los ministros del área política a tener que dar explicaciones de la derrota en un posterior punto de prensa.

La ex Concertación, finalmente, quedó con 10 gobernaciones, el Frente Amplio con dos, Chile Vamos con una y dos independientes (Krist Naranjo en Coquimbo y Miguel Vargas,  en Atacama).

En horas de la noche, de acuerdo a los datos del Servicio Electoral (Servel), se anotaba que habían votado 2 millones 555 mil 990 personas, es decir, un 19,6% de la gente con derecho a sufragio, marcando un altísimo abstencionismo.

El caso RM

Escrutado gran parte del 25% de votos que hubo en la Región Metropolitana (RM), el ganador en las elecciones de gobernador fue el DC Claudio Orrego, con los votos de la ex Concertación, los candidatos presidenciales de la derecha y base electoral del oficialismo. Fue derrotada Karina Oliva, candidata del Frente Amplio, apoyada por partidos de izquierda, sectores antineoliberales y movimientos sociales.

Alrededor del 40% de la votación del candidato de la DC se ubicó en Las Condes, Vitacura, Lo Bernechea, Providencia, Ñuñoa y La Reina. Ante las cifras, Karina Oliva dijo que “las comunas que representan a los poderes más tradicionales, que tuvieron miedo porque podíamos llegar al gobierno regional, que tuvieron miedo de que le entregáramos el gobierno regional a la gente, se parapetaron en las comunas del Rechazo y lograron ganar”. Y enfatizó que “ganamos en las comunas más populares”. Oliva se elevó con el triunfo en Puente Alto, Maipú y Pudahuel.

Como era de suponer, con los resultados de este domingo, la DC y parte de la ex Concertación salió a celebrar, olvidando por completo los resultados de la megaelección del 15 y 16 de mayo que sigue marcando el escenario nacional. Después de una derrota en mayo -que no ha desaparecido de la estadística ni de la lectura de la realidad-, sobre todo de la DC, los sectores socialdemócratas, democratacristianos y liberales le sacaron punta a los triunfos en las elecciones de gobernadores. En varios casos, respaldados por el Partido Comunista, el Frente Amplio y los presidenciales de esas fuerzas.

Precisamente en esa línea, Claudio Orrego dijo, al celebrar su triunfo: “Nosotros somos parte de una coalición de centroizquierda que muchos quisieron darla por muerta y creo que hoy está viva. Unidad Constituyente no solo está viva en el Región Metropolitana, sino que en todo Chile, y aquí representamos una voluntad de cambio con gobernabilidad y con respeto a los demás”.

En la idea de, a partir de lo ocurrido en la Región Metropolitana, seguir oxigenando a la ex Concertación, Carmen Frei, presidenta interina de la DC, declaró que se “reafirma la alianza entre la socialdemocracia y el humanismo cristiano”. Recalcó que “sin populismos, totalitarismos de derecha o de izquierda, que tanto daño han hecho a muchos pueblos del mundo”. “Todos apostamos a cambios profundos, pero siempre respetando la libertad, la paz social y sin destruir todo aquello que nos ha costado tanto construir”, aseveró.

En este cuadro, Karina Oliva expresó que “nosotros hemos crecido. Es evidente que ganamos en las comunas más populares, No tenemos votos en las del Rechazo, eso es evidente y lo teníamos claro. Sabíamos que tenemos que dar una pelea ahí y tenemos que trabajarlo con mucho más ahínco, tenemos que salir a golpear más puertas, tenemos que convencer a la gente que vaya a votar, que los procesos de cambio para los sectores más populares no sólo basta con tener una iniciativa, sino que participar y activamente”.

Oliva manifestó que “es importante que mantengamos la unidad, la fuerza, la organización, pero sobre todo la convicción intacta de que nuestra región y nuestro país pueden ser un país mucho más justo y democrático”.

En tanto, el candidato presidencial Daniel Jadue escribió en Twitter: “Faltó, pero el resultado de @karina_ol es notable y un ejemplo de unidad de las fuerzas transformadoras, que fueron capaces de ponerse a disposición de una propuesta alternativa para la Región Metropolitana. Gran desempeño!”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *