Karol Cariola y la controvertida semana en el Congreso

La jefa de la bancada parlamentaria del PC abordó lo que fueron las votaciones de despenalización del aborto, indulto a presas y presos de la revuelta social, la acusación constitucional contra el Ministro de Educación y se mostró a favor del cuarto retiro desde fondos de las AFP. También precisó el objetivo de establecer la coordinación legislativa entre partidos de Apruebo Dignidad. Llamó la atención sobre las diferencias entre Yasna Provoste y parlamentarias y parlamentarios de la DC.

Hugo Guzmán. Periodista. “El Siglo”. Santiago. 13/08/2021. El jueves en la tarde, finalizada la votación de la acusación constitucional en contra del ministro de Educación, Raúl Figueroa, la jefa de la bancada parlamentaria del Partido Comunista (PC), Karol Cariola, partió desde Valparaíso, sede del Parlamento, hacia Santiago, para participar en actividades de su distrito. Dejaba atrás días agitados y controvertidos donde hubo varias votaciones de materias sensibles para el país. En entrevista con ElSiglo.cl fijó posición sobre los episodios que se vivieron en comisiones y la sala de la Cámara de Diputadas y Diputados.

Esta fue una semana en el Congreso de variedad de votaciones, debates, señales. Se inició con una votación en comisión en contra de la despenalización del aborto en Chile.

Primero, decir que la lucha de las mujeres por conquistas derechos sexuales y reproductivos ha sido larga, esta no es la primera ni última derrota que vivimos. La lucha por el aborto seguro, es una lucha que el movimiento feminista viene dando hace muchísimos años. Logramos avanzar en las tres causales para interrumpir embarazos, y le tocó al Gobierno de derecha de Sebastián Piñera materializar esa ley, pero se ha implementado con muchas dificultades, porque como ellos no estaban de acuerdo, finalmente pusieron todas las trabas posibles. Digo esto como contexto de lo que fue la votación esta semana respecto a la despenalización del aborto en nuestro país, considerando que son muchas las mujeres que en Chile, en América Latina, en el mundo, abortan por razones ajenas a las tres causales que hoy están legalizadas. No podemos, como Estado, como instituciones, hacer vista gorda de una realidad que ocurre cotidianamente. Hay miles de mujeres que abortan cotidianamente, fuera de las tres causales, y que no lo hacen por gusto, tienen sus razones. Además de todo lo que pasan, el Estado las criminaliza y corren el riesgo de ser procesadas e incluso ser encarceladas, y eso es algo que nosotras no podemos aceptar.

Esa es la razón por la que se lleva adelante este proyecto de ley, que no es la legalización del aborto, es más bien la despenalización del aborto. Es decir, que ninguna mujer sea encarcelada o criminalizada por tomar una decisión tan compleja como es interrumpir un embarazo. Si no tenemos condiciones para avanzar en esto, que el aborto sea seguro y garantizado por una prestación del sector público, a lo menos debiésemos tener una política dentro del Código Penal que elimine la criminalización de las mujeres que decidan abortar.

Es lamentable que, a pesar de todos esos argumentos, hay mujeres dentro de la Comisión de Mujeres y Equidad de Género, fundamentalmente de la Democracia Cristiana (DC), la UDI (Unión Demócrata Independiente) y Renovación Nacional (RN), que tomaron la decisión contraria a esta voluntad de la gran mayoría de las mujeres chilenas de decidir sobre nuestros cuerpo, sobre el momento de la maternidad y, por supuesto, tener la posibilidad de resguardar nuestros derechos sexuales y reproductivos, y el resguardo sanitario, porque hay mujeres que ponen en peligro su vida al no existir una ley que no las criminalice cuando deciden interrumpir el embarazo.

¿Qué viene ahora? ¿Existe la posibilidad de aprobar esta ley?

Está la posibilidad en la sala de la Cámara de Diputadas y Diputados. Si bien la comisión es un paso previo, donde no tuvimos los votos, en la sala se requiere de la mayoría de los presentes, es un quórum simple. Esperamos que cuando se ponga en tabla, ojalá la próxima semana, este proyecto de ley sea votado favorablemente por la mayoría de las parlamentarias y parlamentarios. Aprovecho este espacio para hacer un llamado a todas y todos los legisladores a ponerse un minuto en los zapatos de aquellas mujeres que tomaron la decisión, por alguna razón, de abortar y corrieron el riesgo de ser criminalizadas e incluso encarceladas.

Presas y presos de la revuelta: “El Parlamento se puede hacer cómplice”

También se votó en la Comisión de Constitución del Senado el proyecto de indulto a presas y presos de la revuelta social. Si bien se aprobó, hubo muchas observaciones y se puso un quórum alto para la votación en el pleno de la Cámara Alta.

Hemos sostenido, como bancada parlamentaria del Partido Comunista, que una democracia no se pude construir de manera plena y sana, habiendo presos políticos, personas privadas de libertad sin que haya juicios justos de por medio, con prisiones preventivas larguísimas.

El indulto es una ley que pretende garantizar la libertad plena de estas y estos jóvenes que se encuentran privados de libertad en cárceles chilenas de Arica a Punta Arenas, por haberse manifestado, por haber expresado una opinión contraria al modelo económico, por haber protestado para que Chile sea un país más justo. No merece ninguna persona, ninguna familia, estar viviendo lo que ellos viven durante casi dos años. Estamos apelando a que el indulto se apruebe. Fue una muy buena señal que la Comisión de Constitución del Senado haya aprobado por tres a dos. Sabemos cómo se comporta la derecha, pero esperamos que esta ley sea aprobada en la sala del Senado.

He tenido la oportunidad de conversar con las familias de las y los presos, con los mismos presos, a quienes visitamos en Santiago 1 hace unos meses, y la verdad es que la situación que están viviendo ellos es inhumana. La prisión política es un crimen de lesa humanidad, así está determinado por Naciones Unidas, por todos los organismos internacionales. Chile hace vista gorda a eso, por eso es el llamado a resguardar la democracia, y a no permitir que sigan personas encarceladas de manera preventiva por largo tiempo, sin proceso judicial en curso y con montajes en su contra. Eso no debe seguir ocurriendo, de lo contrario, el problema de los derechos humanos pasa a ser no solo del Gobierno, que los ha violado sistemáticamente, sino del Parlamento, que empieza a ser cómplice de esta situación. Si el Parlamento no logra garantizar la libertad de las presas y los presos políticos de la revuelta popular, y mantiene la existencia de presos políticos en nuestro país, entonces pasa a ser cómplice de las violaciones a los derechos humanos y de los crímenes de lesa humanidad que se cometieron.

En la semana comenzó la discusión del cuarto retiro de fondos en las AFP. ¿Ustedes están de acuerdo con el cuarto retiro?

Como bancada del Partido Comunista nos hemos pronunciado a favor del cuarto retiro. Creemos que es necesario básicamente porque las familias chilenas han vivido situaciones económicas muy difíciles, muy complejas. La indolencia, el retraso y la irresponsabilidad del Gobierno generó que las familias tengan deudas acumuladas durante todos estos meses y no basta solo con el aumento o la extensión del Ingreso Familiar de Emergencia (UFE), sino que se hace urgente y necesario el tener un cuarto retiro. No solo en la perspectiva que ayudemos a que las familias chilenas puedan tener una forma de financiamiento para salir de la crisis que han vivido todos estos meses, con acumulación de deudas. El IFE se transformó en un alivio, fue un pequeño oxígeno, pero la acumulación de deuda y de gastos, de pobreza, llevó a que las familias tuvieran que arreglárselas con sus propios medios y por eso creemos que entregar la posibilidad de acceso al cuarto retiro, sea del 10 o el 100 por ciento, es algo que nos parece necesario y urgente. Creemos que las personas debieran tener la posibilidad de elegir y ante eso estamos buscando la mejor fórmula legislativa para sintetizar las propuestas que surgieron.

No tuvo luz verde en la Cámara de Diputadas y Diputados la acusación constitucional contra el ministro de Educación, Raúl Figueroa, por el considerado mal desempeño de esa autoridad en el resguardo y medidas de protección de las y los alumnos ante los efectos de la pandemia del Covid-19 y, en momentos difíciles, insistir en la apertura de los colegios. Es un tema sensible dada la situación que hay en el país. ¿Qué señal se dio desde el Parlamento cuando se rechazó la acusación contra Figueroa?

La verdad es que faltaron poquitos votos. Como siempre nos ha pasado en acusaciones constitucionales, como la que hicimos contra el Presidente Sebastián Piñera, contra otros ministros por no respetar la institucionalidad, vivimos la situación de que hay parlamentarios y parlamentarias que se ausentan de las votaciones, que dejan su voto vacío, como dijo la diputada (Cristina) Girardi, se hacen “los Larry”, no asumen la responsabilidad política ante lo que ha significado un Ministerio de Educación y un Ministro, absolutamente negligente ante garantizar el derecho a la educación de niñas y niños. La diputada informante, la diputada acusadora, Camila Rojas, la diputada integrante de la comisión revisora de la acusación, Marisela Santibáñez, entregaron argumentos muy sólidos de por qué la acusación constitucional era necesaria, argumentos que dieron cuenta, por ejemplo, de que se rebajaron los presupuestos para generar las condiciones de educación a distancia, que no se entregaron las herramientas necesarias a los docentes para tener seguridad y resguardo ante el retorno a clases, se hizo presión indebida de parte del Ministro de Educación para volver a clases, a pesar de la oposición clara y decidida de alcaldes y alcaldesas de regiones, de las denuncias de colegios que están en muy mal estado y no tienen condiciones mínimas sanitarias no se cumplen.

El que no se haya aprobado la acusación contra Figueroa, tiene que ver con la complicidad política que tiene un grupo de personeros, que no son más de cinco o seis, de la ex Concertación -hay que decirlo con todas sus letras-, militantes de la DC, del Partido Radical, gente como Pepe Auth, que lo que hicieron fue, nuevamente, apoyar al Gobierno en una acción absolutamente arrogante respecto de lo que la ciudadanía estaba demandando. El ministro Figueroa no ha dado garantías del derecho a la educación de niñas y niños de este país. Redujo el presupuesto en glosas que son necesarias para el financiamiento de la educación a distancia y aún así, con todos los argumentos, ese grupo vota en contra de la acusación constitucional. No me explico eso de otra manera, que por una complicidad a lo menos sospechosa de estos parlamentarios, que dejan mucho que desear en su labor fiscalizadora como diputados de la República.

“Descoordinación política” entre Yasna Provoste y legisladores de la DC

En varias votaciones durante la semana, diputadas y diputados de la DC no votaron junto a la oposición. ¿Es una mala señal para la candidatura presidencial de Yasna Provoste?

Mire, la candidatura de Yasna Provoste se desmarcó de la votación de diputadas de la DC en la comisión de mujeres, a propósito de la discusión de la despenalización del aborto. Eso es valioso, que ella marque la diferencia respecto de aquello. Sin embargo, lo que deja demostrado el comportamiento de la Democracia Cristiana, más allá de su candidata a la presidencia, es que hay una situación de descoordinación entre ellos. Cómo Yasna Provoste pretende gobernar Chile, sino no es capaz de convocar a sus propios parlamentarios, se pone compleja la gobernabilidad para Yasna Provoste considerando que ella no comparte algunos de los comportamientos que han tenido parlamentarios de su partido. Pero es un problema de Yasna Provoste, de su candidatura, que claramente no es la nuestra, y son ellos quienes tendrán que arreglar sus problemas de descoordinación política, de las opiniones de la candidata presidencial y la opinión de los parlamentarios democratacristianos.

¿Cómo hay que leer la intención del comunicado de congresistas de Apruebo Dignidad que suscribieron un compromiso de trabajo conjunto y coordinación en el Congreso?

Como bancada de Apruebo Dignidad, es decir, las bancadas del Partido Comunista, del Frente Amplio, de Regionalistas Verde y Social, de Acción Humanista, que somos los partidos políticos de ese conglomerado que tenemos expresión parlamentaria, tomamos la determinación de coordinarnos, de vínculo político más permanente y de trabajo legislativo. Creemos necesario un proceso de vinculación en función de un proyecto político mayor. Apruebo Dignidad tiene una candidatura presidencial, que es la de Gabriel Boric, una candidatura unitaria que decidimos reafirmar con mucha fuerza las bancadas parlamentarias. Pero no basta con eso sino no somos capaces de establecer un espacio de coordinación legislativo que haga coherente nuestro programa, nuestra propuesta política de país, nuestro proyecto político antineoliberal, para poder gobernar Chile con las acciones que el Parlamento lleve adelante en los meses que vienen. Lo mismo tiene que ver con lo que hemos planteado desde el Partido Comunista, de la incorporación a la campaña presidencial de Gabriel Boric y su comando, y los distintos equipos que se han conformado. Uno de esos espacios es la coordinación de las bancadas parlamentarias de Apruebo Dignidad, y plantear una agenda legislativa común. Planteamos públicamente la necesidad de avanzar en el royalty minero, el impuesto a los súper ricos, la reducción de la jornada laboral a 40 horas semanales, el derecho a las mujeres a una vida libre de violencia, entre otras materias.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *