Grandes grupos económicos en un año recesivo

La pandemia detuvo la publicación sistemática que efectuábamos de la evolución del Mapa de la Extrema Riqueza. Para retomar esta temática lo haremos tomando como base lo acontecido en las juntas de accionistas de 2021 de importantes grupos económicos, las cuales tuvieron presente lo sucedido en 2020 un año recesivo, con un ciclo económico muy influido por la pandemia y las medidas de políticas públicas destinadas a enfrentarla. Como referencia usaremos los dividendos recibidos de las empresas que controlan. El principal grupo económico siguen siendo los Luksic.

Hugo Fazio. Economista. CENDA. Santiago. 01/06/2021. La publicación de los dividendos entregados por las empresas de grandes grupos económicos acordados en sus juntas de accionistas de 2021, que tienen como referencia un año de recesión en la economía chilena y en el cual estuvo muy presente la pandemia y las políticas públicas implementadas para enfrentarlas permiten mostrar rasgos relevantes de cómo actuaron. El diario La Tercera publicó los resultados de diez importantes grupos empresariales. La suma total de los dividendos entregados fue más o menos similar al del año anterior, pasando de US$941,7 millones en 2020, que tuvieron como antecedente el ejercicio de 2019, a US$959,62 millones en 2021.

El gran salto lo proporcionó el grupo Luksic, el mayor del país, a través de los dos holdings en que se estructura: Quiñenco, del área no minera, y Antofagasta Minerals, radicada en Londres, con la cual tiene presencia en el sector minero. Quiñenco proporcionó dividendos a los Luksic por US$ 945,5 millones, originadas en el Banco de Chile, que controla en sociedad con el consorcio financiero estadounidense Citigroup; CCU donde tiene alianza con el consorcio cervecero holandés Heineken; la Compañía Sudamericana de Vapores; la empresa portuaria y de logística Saam, la mayor empresa americana de remolcadores; e Inversans, radicada también en Londres, desde donde maneja sus inversiones externas no mineras. En Quiñenco la participación accionaria la tiene el propio grupo Luksic como tal, pero también directamente poseen títulos la familia de Andronico Luksic Craig con un 11% y la sucesión de su fallecido hermano Guillermo con el 13%.

En el primer trimestre de 2021, las utilidades de Quiñenco aumentaron a $252.222 millones, muy superior a los $39.417 millones el año anterior. Ello se produjo ante todo por las ganancias originadas en la naviera germana Hapag-Lloyd, de la cual es accionista mayoritario la CSAV, con un 30% de sus títulos que explicó más del 75% del resultado. Los Luksic ingresaron al negocio naviero en 2011 al adquirir el control de la CSAV al grupo Claro.

“Escases de capacidad de una caída del precio del combustible que aumentó los márgenes -explicó Francisco Pérez Mackenna, gerente general de Quiñenco-, es lo que explica en buena parte el buen resultado de Hapag Lloyd, sobre todo a la segunda mitad del 2020.  Finalmente -agregó-, ya antes de la pandemia, las cosas se empezaron a recuperar, hubo un cambio estructural en la industria donde varias Navieras se fusionaron. Hicimos dos fusiones: Hapag con Sudamericana y después con United Arab Shipping Company.  De tres compañías medianas salió la quinta del mundo hoy día (…)” (31/05/21).

Por su parte, de Antofagasta Minerals (AMSA), donde posee un 60,6% de las acciones totales, incluyendo la participación directa de su presidente Jean Paul Luksic, de 4,2%, las ganancias percibidas fueron de US$ 332,12 millones. AMSA considera que una función principal de su actividad reside en exportar a las fundiciones y refinerías chinas concentrados de cobre, que es la forma más primaria y de escaso valor agregado de suministrarlo. Así lo expresó claramente su presidente, Jean Paul Luksic en un seminario organizado por el Consejo Nacional de Negocios Chile-China de la Sofofa. En su intervención luego de destacar la gran capacidad de fundición y refinación del país asiático y su liderazgo global en estos campos, valoró que AMSA en el último quinquenio elevó a un ritmo de 10% anual el concentrado del metal rojo que le suministra.

“China -subrayó- ha hecho una inversión enorme en fundiciones en las últimas décadas y dada la alta demanda necesita proveedores confiables que le permitan proyectar con tranquilidad esta enorme inversión en infraestructura que ha hecho y las mineras chilenas han cumplido un rol muy importante de ser un proveedor confiable para China. Mirando hacia el futuro – añadió – vemos oportunidades de mejora del negocio de cobre (…): la oferta de concentrados de cobre desde Chile seguirá creciendo” (28/05/21). Es una visión totalmente inversa a lo que el país requiere, que refuerza la dependencia del país y no una política soberana, a partir del interés nacional.

El grupo Luksic aumentó el 2021 las utilidades retiradas. Es una conducta general en el sector minero mundial. “Con los precios actuales de los metales, Rio Tinto Plc, BHP Group., Anglo American y Glencore -comentó The Wall Street Journal- podrían generar este año un combinado de US$140.000 millones en ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, según el Royal Bank of Canadá. Eso se compara con US$41.000 millones en 2015, un año en que los metales estaban en o cerca de los mínimos. Sin duda -añadió-. ha habido inversión en algunas áreas de la minería, particularmente en el mercado del mineral de hierro. Pero el foco de las mineras ha estado en devolver efectivo a sus inversionistas” (27/05/21).

Desde luego, el grupo también se encuentra ante grandes desafíos. En CCU, el grupo Luksic y Heineken enfrentan en todos los países donde están presentes, la competencia dominante del mayor grupo cervecero mundial Anheuser-Busch InBev, encabezado por el brasileño Jorge Paulo Lemann, el cual en el caso de Chile tiene el objetivo reiterado por su gerente general en el país, Bolivia y Paraguay, Luis Vives, también de pasar a ser líderes en el mercado cervecero local. Este es, afirmó, “el sueño nuestro. Para eso -agregó- tenemos que trabajar día a día para que el consumidor nos elija”. A la fecha, CCU tiene aproximadamente un 60% del mercado nacional y AB InBev Chile, según sus propios antecedentes, más o menos un 30%, porcentaje que se encuentra en incremento. “Estamos todos los años -recalcó Vives- creciendo a doble dígito en Chile y por sobre la industria” (24/05/21). Sus planes son aumentar la producción en el país un 27,3% durante el presente año y el primer trimestre de 2022. Además, suscribió un acuerdo con Andina y Embonor, las principales embotelladoras del país de los productos de Coca Cola, para incrementar su capacidad de distribución. “Si Cervecería Chile S A mantuviera sus prácticas comerciales en el futuro, completara sus planes de expansión y consolidara una mayor red de distribución -señaló CCU en su Memoria 2020-, no podemos asegurar que estas acciones no tengan un efecto negativo sobre nuestra contabilidad o participación de mercado futuro”.

Jorge Paulo Lemann, de acuerdo a los rankings elaborados por la revista Forbes, ocupa el tercer lugar entre los multimillonarios latinoamericanos y del Caribe con un patrimonio superior a los US$1.000 millones, al poseer más de US$20.000 millones, detrás del mexicano Carlos Slim y su familia, dueños de América Móvil, con US$70.000 millones y Germán Larrea, del grupo México con US$26.000 millones. El listado entre los chilenos es liderado por los Luksic. Durante la pandemia las fortunas regionales superiores a los US$1.000 millones no han dejado de crecer. A inicios del 2020 eran 76 con un patrimonio conjunto de US$284.000 millones, en marzo pasado aumentaron a 105 con US$448.000 millones y a mediados de mayo sumaban 107 con US$480.000 millones. Mientras en el otro extremo crecía la pobreza extrema, que de acuerdo a cifras del Banco Mundial, llegó a un 27,6 de la población.

El grupo Matte, presente en Chile y otros países a través de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC); la eléctrica Colbún; Almendral, la matriz de Entel; Bicecorp en el sector financiero; Pasur y Minera Valparaíso, percibieron ganancias por US$153,9 millones, monto inferior al de 2020 (US$ 402 millones) debido al menor rendimiento de CMPC.

Como la generalidad de los grandes grupos económicos chilenos, los Matte mantienen una estructura familiar. La instancia de dirección del grupo reside en Forestal O’Higgins, que hasta fines de abril fue presidida por Eliodoro Matte, que dirigiese CMPC por casi cuatro décadas y que debió abandonarla tras estallar la colusión del papel higiénico, que el grupo tuvo en varios países de América Latina, y que al cumplir 75 años debió dejar dicho cargo cumpliendo así el protocolo familiar. Fue reemplazado por su hermano Bernardo, quien junto con Eliodoro y su hermana Patricia componen la segunda estructura de dirección del grupo. El cargo de director de Eliodoro Matte Larraín en Forestal O’Higgins será ocupado por su hijo Eliodoro Matte Capdevilla. Por la rama de Patricia Matte, el tercero de sus cuatros hijos, Bernardo asumió el cargo de director. Bernardo Larraín Matte al dejar la presidencia de la Sociedad de Fomento Fabril, pasó a desempeñar altas funciones directivas al interior del grupo. Asumió la vicepresidencia de la eléctrica Colbún e ingresó por primera vez al directorio de la mayor empresa del conglomerado, Empresa CMPC. Además, pasó a formar parte de los directorios de los tres holdings de donde se dirigen los negocios familiares: Forestal O’Higgins, que es una sociedad anónima cerrada, Minera Valparaíso y Forestal Constructora y Comercial del Pacífico Sur, Pasur.

A su turno el grupo Angelini percibió desde AntarChile, la matriz de Empresas Copec, US$31,19 millones. El año anterior recibió US$29,85 millones. En mayo, Forestal Arauco, filial de empresas Copec la cual posee el 99,98% de sus acciones, para fortalecer su presencia financiera vendió a BTG Pactual Asset Management 80.480 hectáreas de predios forestales en US$385,5 millones. BTG Pactual actuó en representación de un consorcio liderado por su área de activos forestales Timberland Investment Group, en conjunto con British Columbia Investment Management Corporation, inversionista institucional canadiense, y APG, uno de los fondos de pensiones más grandes del mundo. En dicho total de hectáreas 61.742 son productivas. “La venta -señaló Forestal Arauco- corresponde a una decisión estratégica (…) vendiendo ciertos activos que se encuentran en zonas más alejadas de las principales zonas industriales de la compañía”. Nace así un nuevo gran actor del sector forestal chileno, donde sus actores relevantes son los grupos Matte y Angelini.

Por su parte, la junta de accionistas del Consorcio Financiero acordó repartir el 57% de las ganancias obtenidas en 2020, lo cual significó entregar a sus controladores US$120 mil millones. De ellos, US$71.700 millones fueron proporcionados al grupo de los hermanos Hurtado Vicuña, que recibió además US$1,9 millones de Almendral, la matriz de Entel y US$4 millones de Pucobre, sumando así US$77,7 millones. Los Hurtado Vicuña poseen dos empresas de rentas vitalicias, el Consorcio Nacional de Seguros y CN Life, las cuales se incorporaron a las presentaciones efectuadas a la Corte de Apelaciones impugnando la reforma constitucional que les obligó a adelantar fondos a sus pensionados. En el Consorcio Financiero participan también a través de Banvida los grupos Fernández León y Garcés Silva, que poseen un 80% de sus acciones en porcentajes iguales, recibiendo cada uno US$26,5 millones.

El grupo Yarur Rey, que tiene poco menos del 40% de empresas Juan Yarur, matriz del Banco BCI, el cual ha experimentado en los últimos años una creciente participación en el sistema financiero de Florida, recibió dividendos por US$31,5 millones. En 2020 habían sido US$35,9 millones. El BCI el año 2020 completó la adquisición de un tercer banco en EEUU, ubicándose en el décimo lugar en el ranking de Standard & Poor’s en Latinoamérica por activos financieros, debido a la apreciación del peso con relación al dólar.

Los grupos Said Somavía y Saíd Handal, que son socios minoritarios del banco canadiense Scotiabank, con una participación accionaria del 24%, y tienen al mismo tiempo presencia en Embotelladora Andina recibieron de estas empresas US$51,48 millones, monto inferior a los US$56,2 millones el año anterior. Parque Arauco, la otra empresa que controlan, este año no entregó dividendos.

El grupo Saieh, controlador de la cadena periodística Copesa, recibió de los supermercados SMU US$15,9 millones, suma muy inferior a los US$67,3 millones del año anterior cuando percibió además US$27,4 millones del Banco Itaú, que en 2020 experimentó pérdidas, lo cual ha dejado al grupo Saieh en default, ya que su brazo financiero Corp Group Banking se alimenta de las utilidades y la participación en el banco brasileño. El 17 de marzo volvió a no cancelar los intereses de un bono por US$500 millones tal como aconteció en 2020. Desde hace varios años el grupo Saieh experimenta dificultades financieras que lo llevó a vender empresas y activos. Entre ellas las empresas de seguros de vida, que fueron adquiridas por Inversiones la Construcción, el brazo de inversiones de la Cámara Chilena de la Construcción, siendo Confuturo la empresa de rentas vitalicias con más pólizas emitidas.

Confuturo, al finalizar mayo se sumó a las empresas del sector que presentaron demandas a la Corte de Apelaciones de Santiago en contra de la reforma constitucional que permitió adelantos de hasta 10% de este producto previsional, aduciendo que sufre un “daño patrimonial”, cuando las entregas se efectúan de fondos originados en los propios pensionados, que después descuentan de las pensiones a cancelar.

Las grandes empresas de comercio al detalle redujeron en 2021 sus dividendos. Los fondos de inversión, de los cuales el grupo Paulmann controla Cencosud lo disminuyeron de US$128,45 millones en 2020 a US$60,71 millones. Y Falabella, donde existe un pacto de accionistas controlador, redujo sus dividendos de US$47,5 millones en 2020 a US$15,6 millones. Esta tendencia tiende a modificarse en 2021 por el gran aumento de las ventas del sector comercio durante el primer trimestre. Por ejemplo, Falabella en este lapso alcanzó utilidades históricas de $137.000 millones, con un incremento de ventas del 8%. Como explicó Bernardita Silva, Gerente de Estudio de la Cámara Nacional de Comercio, la mayor liquidez destinada al consumo, se explica por el retiro del 10% del fondo de pensiones y de los fondos estatales para aportar a sectores en dificultades. Cencosud, en sus primeros meses sin la presencia de Horst Paulmann, durante el trimestre tuvo un sólido repunte en el país, aminorado por las devaluaciones de las monedas locales, con relación al peso chileno, en Argentina, Brasil, Colombia y. Perú. Las utilidades fueron de $118.138 millones, con un incremento de 109,3%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + dos =