DOCUMENTO. Fucatel y posible amenaza a medios

Observatorio de Medios emitió declaración ante posicionamiento de ANATEL. “Es falso que en Chile exista una oferta de medios con una diversidad de miradas”. “Con los niveles objetivos de concentración de la propiedad que tenemos en nuestro país, el pluralismo no está garantizado y se asiste a numerosos abusos”.

Santiago. 06/2021. El siguiente es el texto íntegro de la declaración del Observatorio de Medios Fucatel, ante la polémica abierta por planteamientos del candidato presidencial, Daniel Jadue, ante la situación de las comunicaciones y los medios en el país, y específicamente ante el comunicado de ANATEL planteando la posibilidad de afectaciones a la libertad de expresión y a la supuesta intervención de contenidos de canales televisivos.

Declaración Pública de Fucatel. Sobre alertas a posibles amenazas a la libertad de los medios.

Frente a la declaración que la Asociación Nacional de Canales de Televisión (ANATEL) hizo leer en todos los noticiarios la noche del 24 de junio, en donde manifiesta el temor de una posible intervención en los contenidos de los canales y afirma que la libertad de expresión se asienta en la mera existencia de medios con diversas orientaciones programáticas, el Observatorio de Medios FUCATEL señala lo siguiente:

1.El solo derecho de cada medio de informar de acuerdo a su propia línea editorial no garantiza el pluralismo, entendido como la consideración de los distintos puntos de vista sobre la realidad al momento de informar y abrir debate sobre los asuntos públicos. No son conocidas públicamente las distintas líneas programáticas y es imposible acceder a ellas.

2.Es falso que en Chile exista una oferta de medios con una diversidad de miradas. Importantes organizaciones y tribunales internacionales han manifestado que Chile -excluyendo los regímenes dictatoriales-, es uno de los raros casos de países donde la casi totalidad de los medios de alcance mayor o masivos pertenecen a un sector de opinión ligado a la derecha política y a la oligarquía económica.

3.Con los niveles objetivos de concentración de la propiedad que tenemos en nuestro país, el pluralismo no está garantizado y se asiste a numerosos abusos. Uno de los más grotescos, la cacería de brujas desatada luego de estallido social, donde rostros de programas y panelistas fueron despedidos solo por el modo en que expresaron sus opiniones y abrieron debate en torno al caso.

4.Lo mismo sucedió entonces con el empresario Juan Sutil antes de asumir como presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio, CPC, quien retiró de los canales de Warner Media (CNN Chile y Chilevisión) el avisaje de sus empresas y su programa Agenda Agrícola, molesto con la cobertura periodística de estas movilizaciones sociales.

5.ANATEL guardó silencio ante este chantaje editorial y acto de censura ideológica del empresariado y los avisadores. Lo mismo, cuando los directores de sus canales de TV fueron citados a La Moneda por el Presidente Sebastián Piñera y sus ministros políticos para instarlos a moderar la cobertura del estallido social y así evitar un incremento de la crisis.

Como Observatorio de medios de comunicación estimamos positivo que ANATEL se pronuncie sobre el tema del pluralismo y esperamos que los canales abran sus espacios para conocer otros puntos de vista sobre este tema que preocupa a la ciudadanía. La ley de TV por primera vez mandata expresamente a los canales a observar esta pluralidad. Pero desde su promulgación el 22 mayo 2014, el Consejo Nacional de Televisión (CNTV) nada ha hecho para establecer indicadores y procedimientos sobre cómo se entenderá el pluralismo y cómo se regulará específicamente.

Para FUCATEL la futura Constitución Política del Estado debería responder a los acuerdos internacionales que consagran la libertad de expresión como un derecho de todos los ciudadanos y no exclusivamente como una prerrogativa de los dueños de los medios. Ninguna democracia es plena si los ciudadanos no cuentan con los instrumentos legales y vías para elaborar su propia opinión, con el derecho a comunicarla sin discriminaciones o distingos en el acceso a los medios nacionales.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *