Denuncia contra director de Liceo de Juan Fernández

En comunicado a la prensa, expresaron que están a la espera de que se “ponga término a historia de maltratos que ha mermado la calidad de la educación en el único establecimiento educacional de la comuna”.

Valparaíso. 22/06/2021. Varias y varios funcionarios y funcionarias dieron a conocer a la prensa situaciones de abuso e irregularidades que se habrían presentado en el Liceo de Juan Fernández, de parte del director del establecimiento, Manuel Catalán Briones.

A la fecha, según hicieron ver profesoras y profesores, situaciones de irregularidades y maltratos del director se han informado al Servicio Local de Educación Pública de Valparaíso (SLEP). Y los docentes, en comunicado a la prensa, expresaron que están a la espera de que dicha instancia, que es el sostenedor del colegio, “ponga término a esta historia de maltratos que ha mermado la calidad de la educación en el único establecimiento educacional de la comuna”.

Se indicó que en el Liceo de Juan Fernández, el director, Manuel Catalán Briones, “lleva a cabo acciones que son irregulares, que agreden a la comunidad escolar y que ha provocado que dos jefes de UTP y dos coordinadoras de PIE hayan renunciado desde marzo a la fecha, sin contar a psicólogos y docentes que, desde 2019 han dejado sus cargos”.

Se argumentó que “el eje de las irregularidades es el trato autoritario, agresivo y denigrante que da a los estudiantes, docentes, apoderados y representantes de redes institucionales de la comuna. Muestras de dicho trato son las amenazas de sumario que realiza a los profesores cuando no está de acuerdo con alguna acción, amenazas de despido, el hacer callar imponiéndose con tonos de voz altos, argumentando que ‘él es el Director’”.

Entre las irregularidades denunciadas están situaciones como que disolvió en la práctica el estamento de Convivencia Escolar, destituyó al encargado y lo ubicó como inspector de patio, sin mediar debido proceso. No dio aviso a la comunidad escolar que el estamento no está operativo a dos meses de iniciado el año escolar, lo que es una falta a lo que el propio Reglamento de Convivencia del establecimiento declara en relación a dicho estamento.

El comunicado distribuido por docentes apuntó que “en lo pedagógico, al entrar a las aulas a observar clases, (el director) no saluda a los estudiantes ni les explica su presencia, no usa pauta, no registra lo que observa y no retroalimenta al profesor. Esto genera que los docentes se sientan sometidos a su autoritarismo, ya que en lugar de un acompañamiento profesional, pareciera que realiza un control”.

Además, se reportó que “en lo formativo, no tiene contacto con los estudiantes, no los saluda, ni siquiera para el Día del Alumno; se asoma por las ventanas de sus salas sin decirles ni una palabra, provocando el desconcierto de los jóvenes. Incluso, en la primera reunión de profesores del 2021, explicitó que las habilidades blandas no le interesaban e instruyó al equipo docente, determinando que la formación en dichas habilidades no es relevante y que no se debe dedicar tiempo a su desarrollo”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *