Con el FA “hay un problema de miradas políticas divergentes”

La diputada del Partido Comunista indicó que “para que se consolide una alianza política de Apruebo Dignidad tenemos que compartir ciertas definiciones políticas que por el momento no están totalmente consolidadas ni unificadas. Hay miradas distintas, y eso me preocupa, es algo que tenemos que ir resolviendo al más corto plazo”. Camila Vallejo precisó, en entrevista con ElSiglo.cl que existe una “definición política” de apoyar a Gabriel Boric y que se trabajará “en ese sentido”. Desmintió que haya conformación de un comando, que eso vendrá en unos días, y que lo importante es crear la mesa política de Apruebo Dignidad. Sobre Unidad Constituyente y su consulta ciudadana, expresó que “queda la duda de si esa candidatura disputará hacia el electorado de centro derecha o al electorado de centro izquierda”. Sostuvo que “Sichel es el candidato que viene a recoger el legado de Sebastián Piñera. Es el candidato predilecto de los intereses y de los grupos económicos”.

Hugo Guzmán. Periodista. “El Siglo”. Santiago. 31/07/2021. Es de noche, y la diputada Camila Vallejo, del Partido Comunista (PC), accedió a una entrevista en medio de reuniones y trabajos legislativos, de su partido y los tensos episodios vividos con el Frente Amplio durante la semana. No son días fáciles, pero la congresista y dirigenta del PC luce serena y traza objetivos para ir superando situaciones que se viven en Apruebo Dignidad, aclarando que no está cuestionada la permanencia de esa alianza ni tampoco el respaldo a la candidatura presidencial de Gabriel Boric, del Frente Amplio. Pero precisa: “En el marco de la consolidación de Apruebo Dignidad también está el respeto y la validación de Chile Digno como espacio de articulación de diversas fuerzas políticas, sociales y de independientes que hicieron un trabajo de construcción política y social que debe ser valorado y reconocido” y recuerda los 700 mil votos que obtuvo el ex candidato presidencial Daniel Jadue. Al mismo tiempo, indicó que es “legítimo” que la Lista del Pueblo presente una candidatura presidencial y añadió que “tenemos que empezar a acostumbrarnos a que surjan estas distintas formas de expresión orgánica, territorial, social”.

¿Termina la semana con las relaciones entre el Partido Comunista y el Frente Amplio trisadas, lastimadas, confusas?

En realidad se generó una tensión. El hecho político que se configuró en la mesa de conducción de la Convención Constitucional donde quedan representadas dos vicepresidencias de derecha y como Chile Digno quedamos fuera, da una señal hacia todo Apruebo Dignidad, que el Frente Amplio tiene que saber procesar para realmente construir una alianza que más que electoral sea política. Y para que se consolide una alianza política de Apruebo Dignidad tenemos que compartir ciertas definiciones políticas que por el momento no están totalmente consolidadas ni unificadas. Hay miradas distintas, y eso me preocupa, es algo que tenemos que ir resolviendo al más corto plazo.

Lo ocurrido en la Convención Constitucional, donde el Frente Amplio le dio la espalda a convencionales comunistas y privilegió acuerdos o pases con los socialistas y otros sectores, ¿se puede atribuir a falta de comunicación, de conversación, o que se están tomando decisiones unilaterales sin dar cuenta de las alianzas?

No es meramente un problema de coordinación, tiene que ve con un problema de miradas políticas que están siendo divergentes y que tenemos que procesar y conversar para lograr una síntesis. Creo que hay una lectura desde el Frente Amplio respecto a qué es lo que le da estabilidad a la Convención Constitucional, qué le da legitimidad a la Convención, que a ratos se diferencia de lo que leemos nosotros. Nosotros, por ejemplo, tenemos una mirada de que la Convención puede discutir todos los temas, incluyendo los quórum, de que la paridad no es solamente un techo para las mujeres sino que es un piso, y probablemente ese tipo de miradas no se comparte con el Frente Amplio. Entonces, creo que esa conversación hay que hacerla. Porque esto repercute para distintas decisiones que se van tomando en el camino.

Pero más allá de eso, es cómo proyectamos esta alianza. Tenemos la convicción de que Apruebo Dignidad tiene que avanzar hacia una alianza política para lograr un Gobierno que supere el modelo neoliberal, que debe ser popular, ciudadano, que haga profundas transformaciones. En ese sentido, tenemos que tener una conducción para que la campaña presidencial pueda desplegarse con el éxito que requiere para que en noviembre podamos ganar con Gabriel Boric y para que el próximo Gobierno sea de ese carácter. Eso implica cómo fortalecemos esta alianza, antes que priorizar otras situaciones.

Precisamente, viene el tema de los contenidos de la campaña y elaborar el programa de Gobierno, donde básicamente hay que ver el de Daniel Jadue y el de Gabriel Boric. Además de los asuntos que aparezcan, como los de esta semana. ¿Falta definir códigos comunes, formatos, respecto a cómo establecer la conversación y tener acuerdos?

Sí, eso lo hicimos ver, ya hemos tenido conversaciones, vamos a conformar una mesa política de Apruebo Dignidad, tenemos reuniones fijadas. Si tomamos la decisión de ir a primarias en conjunto y apoyar a quien ganara esas primarias, bueno, lo que corresponde ahora es cómo formamos el comando, cómo definimos los objetivos de la campaña, cuál será el carácter del próximo Gobierno y cómo vamos a resolver la síntesis programática que tiene que resolver el contenido de un Gobierno transformador, cuál será el carácter del primer año de Gobierno, cuáles serán las primeras medidas. Esa conversación es algo que hemos planteado, para eso van a haber reuniones y también la conformación de las listas parlamentarias o la lista, porque el objetivo central para discutir eso, tiene que ver con lo que le da más posibilidades a nuestras coaliciones, Chile Digno y Frente Amplio, de tener la mayor cantidad de parlamentarias y parlamentarios posible para darle gobernabilidad al proceso de transformación que vendrá.

¿Qué tan efectivas son las informaciones de que tú, Karol Cariola, Irací Hassler, habrían descendido al comando de Boric?

No, no hay comando. Estamos a la espera de que desde el Frente Amplio se haga una propuesta, pero lo primero es que la mesa política se junte, las directivas de las fuerzas políticas que componen el Frente Amplio y Chile Digno, para definir, justamente, los objetivos y las estrategias de campaña y luego tener el comando que va a responder a esos objetivos. Por lo tanto, no hay todavía ningún comando conformado. Primero hay que definir esos lineamientos político-estratégicos.

Esas decisiones políticas del Frente Amplio en la Convención, las divergencias que surgen, ¿abren una puerta a la posibilidad de que se revise el acuerdo de Apruebo Dignidad?

Nosotros tenemos una definición política que es apoyar la candidata de Gabriel Boric que fue la candidatura ganadora de la primaria que promovimos y definimos que se tenía que hacer, y en el marco de Apruebo Dignidad. Hay que seguir trabajando en ese sentido. También creemos que es importante fortalecer Chile Digno. El Frente Amplio tiene una articulación que tiene un trabajo, que viene de unos años atrás, y nosotros tenemos a Chile Digno y ese espacio es muy importante, y es importante fortalecerlo, consolidarlo, pero no es contradictorio con el trabajo que hacemos en Apruebo Dignidad. Eso lo tenemos claro y por eso es fundamental, como te decía, que se consolide una discusión en una mesa políticas entre el FA y Chile Digno para fortalecer Apruebo Dignidad, que debe ser una alianza política en función de un programa transformador y de un Gobierno transformador. Entonces, es una alianza que debemos consolidar, no está en cuestión, en absoluto. Y tener claro que es FA y Chile Digno, no FA y PC. Por eso también, en respeto a nuestro espacio, a nuestras articulaciones y nuestra definición como Chile Digno, está el defender un programa de transformaciones, que trabajamos en la candidatura de Daniel, donde participó muchísima gente, independientes, y de Victoria Popular, de Izquierda Libertaria, del Partido Igualdad, Izquierda Cristiana, Acción Humanista, la Federación Regionalista Verde Social, un programa que se discutió a nivel territorial, y creemos que esa propuesta que tuvo un respaldo importante, es algo que hay que poner sobre la mesa en la conversación política para enfrentar lo que viene, considerando que con ese programa, promovido por el compañero Daniel Jadue, tuvimos 700 mil votos.

En el marco de la consolidación de Apruebo Dignidad también está el respeto y la validación de Chile Digno como espacio de articulación de diversas fuerzas políticas, sociales y de independientes que hicieron un trabajo de construcción política y social que debe ser valorado y reconocido. Debe ser un eje articulador mirando otros mundos que están presentes en el escenario actual, que se han levantado en expresiones territoriales, de luchadoras y luchadores sociales, que también tiene un espacio que es relevante y que tenemos que mirad hacia allá también.

En todo esto, ¿qué rol le asignas a Gabriel Boric? ¿Crees que él debe estar por encima del Frente Amplio, hablar más como candidato de Apruebo Dignidad?

Gabriel Boric es el candidato de Apruebo Dignidad. No solamente del Frente Amplio. Por eso es fundamental el rol político que él pueda jugar en los espacios de definiciones y síntesis política que tengamos que hacer.

¿Cómo ves la irrupción de una candidatura presidencial de la Lista del Pueblo?

Me parece legítimo. La Lista del Pueblo ha sido un actor relevante y muy importante y tenemos que empezar a acostumbrarnos a que surjan estas distintas formas de expresión orgánica, territorial, social, y que disputan el escenario político. Lo hicieron en la Convención Constitucional, lo van a hacer en las parlamentarias y, por cierto, tendrán que hacerlo en la presidencial. Es una parte importante de la realidad chilena.

Pero podría restarle votos a la candidatura de Boric.

Si hay candidatura presidencial de la Lista del Pueblo, abrirá espacio a un mundo que quizá hoy no está representado por ninguna de las candidaturas. Ahí se abre un escenario en disputa y hay que leerlo de esa manera, sino, estaríamos auto engañándonos.

¿Cómo miras lo que ocurre en Unidad Constituyente, la consulta ciudadana que harán para definir la o él candidato presidencial?

Que Unidad Constituyente haya logrado un acuerdo de consulta ciudadana, los deja en mejor posición relativa al escenario que tenían antes, y cierra el imponer una candidatura por un acuerdo desde arriba. Obviamente es positivo para Unidad Constituyente que haya un espacio de participación para definir la candidatura. Queda la duda de si esa candidatura disputará hacia el electorado de centro derecha o al electorado de centro izquierda, por el momento eso está abierto y vamos a ver como decanta el resultado de esa consulta.

¿Fue un buen punto para la derecha que el candidato presidencial sea Sebastián Sichel? ¿Se aleja la posibilidad de que ese sector salga tercero en la primera vuelta o siguen en zona de mucho riesgo?

Sichel es la continuidad de Sebastián Piñera. Su logro significa una derrota desde el punto de vista discursivo de la derecha, porque Sichel entra, supuestamente, como el candidato independiente, que no se siente identificado con la derecha, que es más del centro político por su historia en la Democracia Cristiana, y que haya ganando un candidato con ese discurso, me parece que es una derrota política de la derecha, desde el punto de vista de las identidades. Sin embargo, siendo honestos con la realidad, Sichel es el candidato que viene a dar continuidad y a recoger el legado de Sebastián Piñera. Es el candidato predilecto de los intereses y de los grupos económicos, es el candidato que está en contra de los retiros del 10% (desde las AFP). Sichel, finalmente puede estar, en el desarrollo de la campaña, cada vez más representando a la vieja derecha, aunque tenga rostro de independiente.

Foto: Biblioteca del Congreso Nacional

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *