Carabineros reprimió a familiares de presos de la revuelta social

Policía uniformada, otra vez, actúo con fuerza, profirieron insultos, recurrieron a patadas y bastones para golpear a los manifestantes, y procedieron a detener a un numeroso grupo de personas. La abogada y convencional Bárbara Sepúlveda informó que “pude constatar que varios de los 11 detenidos y detenidas tenían lesiones provocadas por Carabineros”. Fueron arrestados dos convencionales. Fiscal calificó de ilegales las detenciones.

Equipo “El Siglo”. Santiago. 15/07/2021. Otra más del Gobierno y de Carabineros. Un gran contingente policial reprimió violentamente a familiares de presos políticos de la revuelta social, cuando en los alrededores de la Catedral Metropolitana reclamaron por la liberación de ellos y que se avance en la ley de indulto.

Las versiones apuntaron a que desde el Ministerio del Interior se autorizó al alto mando de la policía uniformada para que reprimiera a las y los ciudadanos que, de manera pacífica, exigían derechos para las y los jóvenes detenidos durante 2019 y 2020 por participar en la protesta social.

Carabineros, otra vez, actúo con fuerza, profirieron insultos, recurrieron a patadas y bastones para golpear a los manifestantes, y procedieron a detener a un numeroso grupo de personas.

La convencional, Bárbara Sepúlveda, del Partido Comunista, indicó que “ingresé a la 3a Comisaría (de Carabineros) en calidad de abogada, no de constituyente, y pude constatar que varios de los 11 detenidos y detenidas tenían lesiones provocadas por Carabineros”.

Entre los detenidos estuvieron Manuel Woldarsky y Alejandra Pérez, convencionales constitucionales, quienes acompañaron a los familiares de los presos políticos e intentaron protegerlos ante la arremetida de las fuerzas represivas.

Jaime Bassa, vicepresidente de la Convención Constitucional declaró que “la fuerza policial no puede ser la respuesta a los conflictos del Estado. La Constituyente ha demostrado que la sociedad elige el diálogo y la deliberación ante los conflictos políticos y sociales”.

El diputado del Partido Comunista (PC), Boris Barrera, denunció que “han sido detenidos familiares de la revuelta, constituyentes y parte de nuestro equipo que se encontraba apoyando la protesta pacífica. Carabinero sin motivos disolvió la manifestación”.

La Fiscal Macarena Cañas, estuvo en la Tercera Comisaría y declaró ilegales las detenciones.

La bancada parlamentaria del PC emitió un comunicado donde se denunció que “Carabineros reprimió violentamente una manifestación pacífica de familiares de presos de la revuelta popular frente a la Catedral de Santiago” y se indicó que “la actividad terminó con la detención arbitraria de familiares de los presos, de dos constituyentes y parte del equipo del diputado Boris Barrera quien, además, fue agredido por la policía”.

En el escrito se manifestó el “repudio a este nuevo atentado contra la libertad de expresión y el derecho a reunión” y se exigió “una inmediata investigación y el establecimiento de sanciones a los mandos responsables”.

También las y los parlamentarios comunistas reiteraron la necesidad de “la urgente aprobación del proyecto de indulto general que se tramita en el Senado, para lograr la libertad de los presos de la revuelta popular”.

Las y los manifestantes exigieron la aplicación de un indulto general para los presos de la revuelta social, instaron al Senado a aprobar el proyecto respectivo e insistieron en que las y los detenidos por manifestarse deben ser liberados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *